¿Cómo cambiar los limpiaparabrisas del coche?

Please follow and like us:
Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS
Twitter

Los limpiaparabrisas del coche son una característica de seguridad necesaria e imprescindible y su correcto mantenimiento vital en las conducciones bajo la lluvia o condiciones de visibilidad adversa. El problema es que no duran para siempre, sino que necesitan ser reemplazados cada pocos años. Las láminas de goma se secan con el tiempo debido al uso y al sol.

¿Cómo puedes saber que necesitas nuevos limpiaparabrisas? Presentarán algunos de los siguientes síntomas:

Agua de chorro
Squeaky
Deja una película lechosa al limpiar

Antes de comprar nuevos limpiaparabrisas, simplemente limpia la suciedad y el caucho endurecido de sus escobillas con un trapo húmedo. A veces se les puede dar más vida de esta manera.

Si definitivamente tienes que cambiar las escobillas limpiaparabrisas de tu coche, estos son los pasos que debes seguir:

Paso 1: Compra las escobillas 🤔 (Parece evidente pero…)

 

 

Antes de ir a comprarlas, asegúrate de conocer el modelo exacto de tu coche. Esto incluye el año, la marca, el modelo y otras especificaciones como, por ejemplo, «tipo».

Ves a tu tienda de repuestos (Sin cobrar por publicidad.. que manda huevos… os recomiendo Norauto, por precio y logística)  y dales la información del vehículo o compruébalo por ti mismo en la correspondiente sección en el manual del que disponen.  Hay muchas opciones para las escobillas, aunque una buena regla empírica es no comprar los más baratos o los más caros. Por lo general, es una buena idea reemplazar ambas cuchillas a la vez, si una se ha estropeado, la otra no puede ser mucho mejor.

Paso 2: Deshazte de los viejos limpiaparabrisas (🧹 ¡Ecoparc por favor!)

 

 

   

 

Primero, tira de todo el conjunto del limpiaparabrisas hacia arriba, para que permanezca vertical. A continuación, gira la hoja perpendicularmente al brazo para que la bisagra sea visible. Notarás una pequeña lengüeta en un lado de la bisagra. Tira de la lengüeta* hacia fuera (ya está aquí) y luego tira del limpiaparabrisas hacia abajo, hacia el coche. Ahora que la escobilla y el brazo están separados, retírala a través de uno de los orificios de la escobilla. Con la escobilla quitada, los brazos del limpiaparabrisas están ahora desprotegidos, así que no dejes el brazo levantado, si se caen… tenemos el lío montado en el parabrisas, seguro que no querrás que Joseba de Carglass venga a echarnos una manita… 🥇

Paso 3: ¡Vamos a montar los nuevos!

 

 

Inserta el brazo a través del orificio correspondiente, de modo que empuje el limpiaparabrisas hacia arriba. Para determinar por qué agujero pasa, ajusta la bisagra para que sea perpendicular al limpiaparabrisas y alinéala para que el gancho del brazo pase por encima de la bisagra. Una vez que el brazo está dentro del agujero, simplemente alinea el gancho sobre la bisagra y empújalo. Escucharás y sentirás un clic cuando se encaje. Baja el brazo, enjuaga y repite ¡Todo apunto!

 

Please follow and like us:
Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte en redes sociales! ¡Te estaré eternamente agradecido!