Mi coche echa humo blanco al arrancar, ¿Por qué?

Please follow and like us:
Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS
Twitter

 

Mi coche echa humo blanco al arrancar, ¿Por qué?

 




Cualquier tipo de cambio en el color del humo, el humo blanco de los gases de escape, por ejemplo, es sin duda una señal de que hay un problema con su querido carro. La gravedad puede variar dependiendo del tipo de humo.

El problema puede ser causado por la acumulación de condensación y puede no tener ninguna implicación aparente. Pero los conductores necesitan entender, ¿qué significa humo blanco? En este artículo, te daremos una respuesta clara sobre las principales causas del problema del humo blanco y la mejor manera de erradicarlo.

El humo blanco puede ser un gran problema o no, dependiendo del espesor. El humo blanco es el resultado de la condensación normal que se acumula dentro del sistema de escape. Así que si es delgada como el vapor, no hay nada de qué preocuparse ya que desaparecerá rápidamente. Por otro lado, el humo más espeso es un problema bastante grande.

El humo espeso suele provenir de una falla en el refrigerante del motor, lo que podría ocasionar muchos problemas graves, como daños en la culata, rotura de la junta de la culata, grietas en el bloque del motor…. lo que podría costarte una buen agujero en tu bolsillo. En esta situación, sugerimos no ignorarla, ya que una fuga de refrigerante, incluso pequeña, puede llevar a un grave riesgo de daño en tu vehículo.



¿Que significa el humo blanco que desprende el tubo de escape de mi carro?

 

¿Tu auto funciona con diesel? Si la respuesta es positiva y sale mucho humo blanco al arrancar el motor, significa que la sincronización de la inyección de bombeo de combustible ha dejado de funcionar.

Revisar la inyección o cambiarla por su cuenta no es una recomendación inteligente, ya que esta tarea requiere muchas habilidades que los conductores de a pié seguramente no tengan, por lo que debes acudir a tu mecánico de confianza.

 

Refrigerante con fugas

Otro problema que puede significar la salida de humo blanco del tubo de escape de tu carro es la fuga de refrigerante. Esta humo blanco aparece mientras el coche va circulando, no cuando arranca.

La razón de este tipo de humo blanco se debe a la quema de refrigerante que de alguna manera se mezcló. O bien, cuando su coche carece de refrigerante, el coche puede calentarse y agotar el humo blanco. Por esta razón, también es muy importante entender la temperatura del coche. No hagas funcionar el automóvil cuando se le acabe el refrigerante, ya que esto puede causar algo más grave.

 

 

Problemas de otras partes

A menudo, el agotamiento por humo blanco, cuando el coche está en marcha, puede ser un indicador de problemas caros y complicados. Cuando la culata, la junta de culata, el filtro de combustible están dañados, o el motor está atascado o agrietado, el gas blanco se expulsa en gran cantidad. Arreglar o reemplazar estas piezas puede ser costoso.

El problema con tal asunto es que no se puede perder el tiempo. Con el paso del tiempo toman una forma más severa y el costo de la reparación se incrementa en forma absoluta. El mantenimiento regular le ayuda a detectar este problema lo antes posible y te ahorra dinero valioso.

 

Cómo arreglar el humo blanco de la emisión de gases de escape

Para solucionar el problema del humo blanco de los gases de escape, además de llevarlo al taller de reparaciones, puede hacerlo en su casa si tiene conocimientos avanzados de mecánica.




 

Paso 1: Inspeccione la junta de admisión

Dentro del vehículo, hay una junta que sella el colector a la cabeza. Estas piezas cumplen la función de distribuir la mezcla de combustión, junto con el refrigerante, al puerto de entrada separado. Estos puertos se colocarán en las culatas. Debes haber entendido esto ahora: Si se daña, el refrigerante entrará en el puerto y en la cámara de combustión, creando un humo blanco durante la conducción.

Para fijarlo, los conductores deben retirar el colector de admisión y examinar la junta de admisión. Si hay alguna fuga u óxido, debes repararlo y si está bien, pasamos al paso número 2.

 

Paso 2: Examine más a fondo para comprobar la junta del cabezal

 

Recuerda que sólo debes realizar este paso cuando la junta de admisión funciona correctamente. Después de eso, llegaremos a la junta de culata.

Se trata de una pieza de automóvil que sella la culata para evitar que el refrigerante llegue al cilindro. Cualquier fuga o daño en esta parte crea una oportunidad para que el refrigerante entre en la cámara. En resumen, creará humo blanco en el tubo de escape. Si esta parte sigue estando bien, comprobaremos el cilindro.

 

Paso 3: Busca cualquier grieta en la cabeza del cilindro

La culata es la parte del coche hecha de aluminio, que es propensa a romperse en condiciones de sobrecalentamiento. Esta parte es esencial ya que se conecta al bloque del motor y a la junta del cabezal. Si está rota… Lo siento pero tienes que aflojar la cartera y en cuantía porque es una avería costosa.

En resumen todos los problemas que puede presentar tu coche, quitando las evidentes averías que no se pueden predecir y son parte de cualquier máquina, muchos problemas costosos pueden evitarse con un gran mantenimiento regular de tu carro.

 




Please follow and like us:
Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte en redes sociales! ¡Te estaré eternamente agradecido!