¿Qué mantenimiento tiene un coche eléctrico?

Please follow and like us:
Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS
Twitter

Los vehículos eléctricos enchufables (también conocidos como coches eléctricos o vehículos eléctricos) son tan seguros y fáciles de mantener como los vehículos convencionales. Si bien las condiciones y hábitos de conducción afectarán la operación y el alcance del vehículo, algunas de las mejores prácticas pueden ayudarle a maximizar su alcance totalmente eléctrico.

 

SEGURIDAD

Los vehículos eléctricos deben someterse a las mismas rigurosas pruebas de seguridad y cumplir las mismas normas de seguridad que los vehículos convencionales vendidos en todo el mundo, así como las normas específicas de los vehículos eléctricos para limitar el derrame de productos químicos de las baterías, asegurar las baterías durante un accidente y aislar el chasis del sistema de alta tensión para evitar descargas eléctricas. Además, los vehículos eléctricos tienden a tener un centro de gravedad más bajo que los vehículos convencionales, lo que los hace menos propensos a volcarse y a menudo mejora la calidad de la conducción.



Una preocupación de seguridad específica de los vehículos eléctricos es su funcionamiento silencioso; los peatones pueden tener menos probabilidades de oír un vehículo eléctrico que un vehículo convencional. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras (National Highway Traffic Safety Administration) está estudiando formas de abordar este problema, como exigir a los vehículos eléctricos que emitan sonidos audibles a baja velocidad. Esta opción ya está disponible en muchos vehículos eléctricos, incluyendo el Chevrolet Volt y el Nissan Leaf. En cualquier caso, debes tener más cuidado al conducir tu vehículo eléctrico en zonas peatonales.

El mantenimiento del coche eléctrico

Debido a sus diferentes tecnologías, los vehículos totalmente eléctricos (AEV) y los vehículos eléctricos híbridos enchufables (PHEV) tienen diferentes tipos de mantenimiento requerido. Ambos requerirán un mantenimiento mínimo programado de sus sistemas eléctricos, que puede incluir la batería, el motor eléctrico y los componentes electrónicos asociados. Sin embargo, debido al frenado regenerativo, los sistemas de frenado de los vehículos eléctricos suelen durar más que los de los vehículos convencionales.



En general, los AEVs requieren menos mantenimiento que los vehículos convencionales porque normalmente hay menos fluidos (como aceite y fluido de transmisión) que cambiar y muchas menos piezas móviles. En contraste, debido a que las PHEVs tienen motores de gasolina, los requisitos de mantenimiento para este sistema son similares a los de los vehículos convencionales. De hecho, marcas cómo Tesla, solamente RECOMIENDAN ciertas operaciones de mantenimiento programadas, pero en ningún caso son obligatorias ni motivo de pérdida de la garantía.

Vida útil de la batería de un coche eléctrico

Al igual que los motores de los vehículos convencionales, las baterías avanzadas de los vehículos eléctricos están diseñadas para una vida útil más larga, pero se desgastarán con el tiempo. Actualmente, la mayoría de los fabricantes ofrecen garantías de 8 años/100.000 km para sus baterías (En el caso de Tesla model 3, las baterías están garantizadas 8 años o 160.000 km). Nissan está proporcionando cobertura adicional de pérdida de capacidad de batería durante 5 años o 60.000 km.



Si estás pensando en comprar un coche eléctrico, debes saber que sin duda uno de sus puntos fuertes es que el coste de mantenimiento del vehículo, es muy inferior al de un coche con motor a combustión tradicional, sobretodo a partir del 3-4 año, todo dependiendo del número de kilómetros que realices y etc. A continuación te dejo un video, donde Saúl lópez un potente divulgador y promotor de la movilidad eléctrica en todo el mundo, nos cuenta su experiencia y todos los gastos de mantenimiento que le ha llevado su Tesla Model S, ¡Disfrutalo!




¿Los coches eléctricos son mejores que el diesel?

Para determinar cuál es mejor, realmente se necesita definir las métricas a las que se refiere.

Si estamos hablando de eficiencia de combustible, contaminación acústica y calidad del aire, entonces los vehículos eléctricos son claramente los ganadores. Si, sin embargo, estamos hablando de par o precio inicial, entonces los coches con motor Diesel ganarán.

Pero hay que tener en cuenta que algunos componentes de los coches eléctricos pueden ser especialmente perjudiciales para el medio ambiente durante el montaje y el desmantelamiento. Especialmente sus baterías.

La respuesta realmente depende de lo que es importante para ti. Para muchos, el ahorro de combustible, la gama, el precio inicial y los costes de mantenimiento posventa son probablemente los factores decisivos a la hora de comprar un coche nuevo.

Aunque se han hecho algunos progresos en el desarrollo de los camiones con motor eléctrico, por ejemplo, es probable que las versiones con motor diesel dominen el mercado durante algún tiempo. Pero, a medida que se desarrolla la tecnología EV, no es descabellado ver cómo el gasóleo en un futuro próximo, se puede ver reemplazado sin duda alguna.

En mi opinión personal, la movilidad eléctrica puede decirse que «ha salido del armario», esto se vé reflejado en que prácticamente todos los fabricantes de vehículos del mundo han presentado prototipos de coches 100% eléctricos en el salón del automóvil de ginebra 2019, los cuales probablemente pasarán a producción en breves, como es el caso del Volkswagen ID. Si una marca con el poderío económico de Volkswagen, realiza una inversión de más de mil millones de euros en la creación de una fábrica de baterías y promete crear un vehículo eléctrico asequible a todos, es que sin duda algo está cambiando en el mundo del motor.



Otro de los factores de este gran cambio que se avecina en la próxima década, es que empresas como Iberdrola han diseñado un plan específico para movilidad eléctrica, con la construcción de estaciones de recarga que tienen como objetivo y dicho en palabras del responsable de movilidad sostenible, tener una estación de recarga cada 150 km. Además ofrecen los Wallbox con tarificaciones especiales para que puedas cargarlo en casa.



La única pega ostensible que puedo achacar a los vehículos eléctricos, es el coste de adquisición. Está más que claro, que gran parte de la población no puede permitirse un vehículo que no baja de los 35000 euros actualmente en el mejor de los casos, para coches con rangos de autonomía que superen los 300 km y te puede permitir si acaso, pensar en hacer un viaje. Todavía estamos en pañales y si como yo, tienes un coche diesel (Golf VII 2.0 TDI en mi caso) puedes estar tranquilo porque la transición no va a ser tan rápida como se espera, básicamente porque es imposible cambiar en 5-10 años un parque automovilístico con 13,5 millones de coches propulsados con motores diesel. Habrán ayudas, todo evolucionará y si es por el bien del planeta, seré el primero en dar el paso, pero todavía tenemos mucho que mejorar. Aquí te dejo las reflexiones de un gran divulgador como es Juan Francisco Calero y su experiencia en un viaje con un eléctrico:

 

 

Please follow and like us:
Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte en redes sociales! ¡Te estaré eternamente agradecido!