Sillitas de Bebé (SRI): Toda la normativa correspondiente a su instalación

Sillitas de Bebé (SRI): Toda la normativa correspondiente a su instalación

Los SRI o Sistemas de retención infantil, son asientos adaptados para llevar a tu bebé o nió pequeño, correctamente anclado, en condiciones óptimas de seguridad, ya que los asientos de serie que incorpora cualquier vehículo del mercado, ha sido diseñado para adultos o acompañantes a partir de 135 cm de altura.

Por supuesto, su instalación es obligatoria en niños desde 0 años hasta 12 años de edad, y no es casualidad esta obligatoriedad, ya que según datos aportados por la DGT, la principal cauda de mortalidad en niños menores de 14 años es motivada por accidentes de tráfico y en cerca del 40%, ninguno de estos niños estaba correctamente asegurado, cifras sin duda demoledoras.

Tal vez pueda resultar banal, pero debemos ser consecuentes y es que en cualquier momento podemos sufrir un accidente, es algo inherente a la conducción y a lo que nadie por desgracia está exento.

Así que imagino que para tí igual que para mi, nuestros hijos son lo primero y la instalación de una sillita de bebé o SRI no puede ser opcional y voy a recurrir a datos oficiales, si es que aún necesitas mayor motivación para instalarla. En caso de accidente, las SRI o Sillas de retención infantil reduce hasta un 75% la mortalidad y en 90% las lesiones.


 

¿Qué tipos de lesiones son las más habituales en accidentes de tráfico en las que hay involucrados menores de 12 años?

 

Las lesiones son múltiples y todas ellas se reducen al 90% utilizando una Sillita de bebé o SRI:

– De 0 a 2 años:

Suelen producirse lesiones de cuello, ya que la columna vertebral es demasiado frágil y puede suponer consecuencias severas para el resto de su vida.

– Entre 2 y 4 años

Suelen producirse lesiones de cabeza, sobre todo porque las vértebras no son suficientemente fuertes para soportar desaceleraciones demasiado bruscas.

– Entre 4 y 10 años

Suelen sufrir lesiones de abdomen, en forma de hemorragias internas o lesiones abdominales, ya que los órganos no están definitivamente fijados a la estructura abdominal.

Tipos de Sillita para Bebé



A la hora de elegir la Sillita de bebé que más se adapta a tu hijo/a, tienes distintos modelos a la hora de elegir:

– Capazo

– Silla con arnés

– Elevador con respaldo

– Alzador

 

 

 

Las mejores sillitas para bebé relación calidad precio

 

 

Normativa Europea acerca de las SRI

En cuanto a legislación, en la actualidad conviven dos normas que regulan la instalación y utilización de las Sillas de Retención Infantil. Una de ellas data de 1982 y ha sido modificada por la R-129 en el año 2013, que incluye determinadas diferencias o apreciaciones actualizadas, ya que evidentemente las carreteras y los coches han sufrido notables evoluciones en más de dos décadas, así que estaba obsoleta en determinados aspectos.

La nueva normativa europea R-129 modifica lo siguiente:

– Las sillitas de bebé se clasifican en intervalos de peso y altura

– Solamente autoriza la instalación de sillas a contramarcha que permitan esta posición hasta que el bebé ha cumplido 15 meses

– Se establece unas medidas mínimas para las plazas de los coches y para las medidas de las Sillitas de bebé, con una homologación o sello conocido como I-Size, solamente compatible con asientos Isofix, no con cinturón de seguridad.

Normativa aplicable de la DGT a Sillas de Retención Infantil




Fué en el año 2015 cuando entró en vigor la nueva norma que regula la instalación de las sillas de retención infantil, que se centró fundamentalmente, en establecer que las SRI deben ser SIEMPRE Y SIN EXCEPCIÓN situadas en la parte trasera del vehículo, a excepción de:

– Vehículos biplaza

– Si todos los asientos traseros ya están ocupados por menores de las mismas características

– o bien, cuando no resulta posible instalar la sillita de bebé por imposibilidad técnica en los asientos traseros.

– En caso de que el menor deba viajar en el asiento delantero y lo haga contra marcha, debe desactivarse el airbag del pasajero. Si el menor viaja en sentido de la marcha, debe activarse el airbag del pasajero.

 

admin