Suspensión neumática: Sus ventajas y desventajas

Suspensión neumática: Sus ventajas y desventajas

Los sistemas de suspensión neumática son una adición relativamente nueva e innovadora a los vehículos. Ofrecen emocionantes cambios prospectivos en la forma de operar de un vehículo en una variedad de terrenos, pero como en la mayoría de las cosas, también hay ciertos inconvenientes.

Cómo funcionan los sistemas de suspensión neumática

Antes de la introducción de la suspensión neumática, muchos vehículos tenían -y todavía tienen- los tradicionales puntales o amortiguadores, que son mecanismos de amortiguación que ayudan al vehículo a absorber los baches y las superficies irregulares de la carretera, como los baches y el terreno fuera de la carretera. Los puntales típicos incluyen resortes metálicos, que son bobinas que absorben la energía y la empujan hacia afuera, lo que permite que el automóvil responda mejor a los diferentes entornos de conducción.

La suspensión neumática es diferente porque reemplaza los muelles metálicos por paquetes de aire engomados. Hay diferentes variedades de estilos de suspensión neumática. Sin embargo, el más popular es el conocido como resorte de aire enroscado o doble enroscado. Este tipo es el más utilizado, específicamente porque tiene mejor resistencia, se desgasta menos fácilmente y proporciona una distancia reducida entre el eje del coche y el bastidor, lo que significa que hay más espacio para los amortiguadores si el coche está conduciendo en un terreno difícil.



 

Los beneficios de la suspensión neumática

La adición de un sistema de suspensión de aire tiene una variedad de beneficios de rendimiento. Una de las ventajas más importantes que tiene sobre los puntales tradicionales es que le da al coche una altura de conducción ajustable. Esto significa que si un vehículo lleva una carga pesada, su parte inferior no está tan cerca de la carretera como lo estaría en los puntales, porque cuando los muelles de aire se comprimen con el peso, el sistema responde aumentando la presión del aire, manteniendo el vehículo en equilibrio.

El mayor margen de separación del suelo también hace que los sistemas de suspensión neumática sean mejores para su uso fuera de la carretera. Los conductores pueden confiar en que la altura ajustable les proporcionará una conducción más suave y una mejor maniobrabilidad, especialmente en terrenos escabrosos, y reducirá el riesgo de daños en el chasis o en los bajos. Como sabe cualquier persona que participe en la formación de técnicos de automóviles, un sistema de suspensión se utiliza principalmente para aprovechar la tracción que proporcionan los neumáticos para responder a las necesidades de dirección y conducción del conductor, y un buen sistema debería prolongar la calidad del vehículo. La suspensión neumática ayuda a reducir el impacto en la carrocería del automóvil, y también ayuda al vehículo a mantener una altura de marcha aerodinámica determinada, lo que reduce la resistencia y el uso de combustible.



 

Los inconvenientes o desventajas de la suspensión neumática

Un concepto erróneo común con los sistemas de suspensión neumática es que, debido a que involucra aire contenido, los resortes se reventarán con demasiada presión. Esto es un poco erróneo, porque pueden estallar si se instalan incorrectamente, pero por lo demás son seguros. Los estudiantes inscritos en la formación de trabajadores del sector automovilístico deben saber que la instalación de un sistema de suspensión neumática es más compleja e implica más componentes que los muelles helicoidales tradicionales, por lo que la instalación incorrecta es poco común, pero posible.

Otra desventaja de la suspensión neumática es el costo. Se considera una adición de lujo, y es costosa de instalar y mantener. Aunque no hay posibilidad de que la bolsa de aire explote, un problema común es que si el sistema sufre suficiente daño puede empezar a tener fugas, lo que afecta a todo el sistema de suspensión y requiere una evaluación profesional.


admin